Días de cortesía de Hacienda, si te vas de vacaciones evita tener notificaciones

Días de cortesía de Hacienda, si te vas de vacaciones evita tener notificaciones para emprendedores, autónomos y empresas
Alejandro Ruiz Ciudad, 17 Aug 2022

Vacaciones Fiscales


Las notificaciones de Hacienda dan mucho miedo y no es para menos, no atender a una de sus notificaciones tributarias puede suponerte una multa que va desde los 150 hasta los 600.000 euros en los casos más graves.


Si quieres evitar que esto te suceda, en este artículo vamos a contarte cómo solicitar hasta 30 días de cortesía, conocido como vacaciones fiscales. 


¿Qué son las vacaciones fiscales o días de cortesía?


Generalmente, cuando recibe una notificación de la AEAT, tiene un plazo de 10 días naturales para firmarla y notifica que la ha recibido correctamente.


Es importante destacar que no firmarla no te exime de las consecuencias, por lo que podría suponer una multa. Es decir, una vez haya pasado este plazo, la Agencia Tributaria entiende que la notificación ha sido leída y comienza el período sancionador.


Sin embargo, como cualquier trabajador, tiene derecho a unos días de vacaciones en los que poder disfrutar del descanso pleno.


En Hacienda son conscientes de ello y ofrecen hasta 30 días de cortesía. Durante estos, no se te enviará ninguna notificación fiscal de los obligados tributarios que estén incluidos en el Sistema de Dirección Electrónica Habilitada (DEH).



¿Quién puede solicitar los días de vacaciones fiscales?


Tienen la obligación de recibir por medios electrónicos, comunicaciones y notificaciones, las personas y entidades que se relacionan a continuación, entre otros:


1. Las personas jurídicas.


2. Las entidades sin personalidad jurídica (comunidades de bienes, sociedades civiles, etc.)


3. Quienes ejerzan una actividad profesional para la que se requiera colegiación obligatoria, para los trámites y actuaciones que realicen con las Administraciones Públicas en ejercicio de dicha actividad profesional.


Las personas autónomas y demás personas físicas podrán acogerse voluntariamente a este sistema. Elegirán los procedimientos de notificaciones electrónicas a los que se desean suscribir.



¿Cómo solicitar las vacaciones fiscales?


La solicitud hay que realizarla a través de la Sede Electrónica de la Agencia Tributaria. Hay que tener en cuenta que, al ser días naturales, es necesario marcar también los sábados y domingos.


Para utilizar dicho servicio, el interesado debe disponer de un certificado digital emitido a su nombre. A la vez para evitar que nos notifiquen tenemos que solicitarlo con un mínimo de 7 días naturales de antelación sobre el periodo de vacaciones que queremos disfrutar.


Si hemos cometido un error o en algún momento cambiar nuestra fecha de vacaciones será posible modificar este calendario, siempre que lo hagamos con 7 días de antelación a la fecha que vamos a modificar. Para los apoderados ante la Agencia Tributaria también es posible pedir los días de cortesía, más importante todavía al manejar notificaciones de muchos de sus clientes.



Recomendaciones


Marca los 30 días lo antes posible. Hay que elegir, por lo menos, con una semana de plazo por lo que no se puede hacer de un día para otro.


Empieza a señalar unos días antes de irte de vacaciones para no recibir una notificación justo el día antes de salir. Así no romperás tus aviones por tener que preparar la documentación necesaria para contestar la notificación.


Termina unos días antes de volver ya que si recibes una notificación en esos días realzarán en tu buzón para ser descargada durante 10 días, por lo que podrás hacerlo cuando vuelvas sin problemas.



Sanciones de entre 150 euros y 600.000


Según el criterio actual de la Justicia, a partir de una resolución reciente del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), se equipará el buzón electrónico con el tradicional a todos los efectos.


Así, se entiende en el criterio ya unificado que un obligado tributario que, estando obligado a recibir las comunicaciones de la AEAT por medios electrónicos, no accede al contenido de los requisitos de información notificados por dichos medios, puede cometer la infracción tipificada en el artículo 203 de la Ley 58/2003 (LGT) aunque no haya tenido un conocimiento real de su existencia.


Esta infracción, que conlleva multas de entre 150 euros y 600.000 euros, recoge aquellas conductas que tienden a dilatar, entorpecer o impedir la actuación de la Administración tributaria, entre las cuales se encuentra la desatención de requisitos debidamente notificados. O, dicho de otro modo, se considerará "obstrucción, excusa o negativa a las actuaciones de la Administración tributaria", no atenderá a lo que solicita en la notificación y el autónomo podría ser sancionado, según la gravedad del incumplimiento.



Aviso cookies

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para fines técnicos y analíticos. Para obtener más información al respecto, puedes visitar nuestra Política de Cookies. En caso que pulses el botón de “Aceptar todas”, estarás consintiendo todas las cookies. Asimismo, puedes configurar o rechazar las mismas en nuestro Centro de Configuración de Cookies.

Configurar cookies
Aceptar Todas